YPF

Energía YPF

05.03.2014  | PAGINA12

Es de lo más promisorio del mundo

En un encuentro de petroleros en Houston, el titular de Chevron se refirió a las inversiones en la Argentina y adelantó que esta semana habrá novedades respecto de la asociación con YPF. La empresa obtuvo un fallo favorable en su disputa por contaminación en Ecuador “Vaca Muerta es una de las áreas petroleras más promisorias del mundo”, afirmó ayer el CEO de Chevron, John Watson. El presidente de la multinacional petrolera sostuvo que esta semana se conocerán nuevos detalles sobre sus “planes de perforación en la Argentina”. La empresa desembolsó alrededor de 1000 millones de dólares que ya fueron ejecutados en su totalidad para poner en marcha el proyecto piloto de Vaca Muerta, pero el acuerdo original estipulaba la posibilidad de extender la inversión hasta 5000 millones de dólares. El optimismo de Watson coincidió con la difusión de un fallo favorable para su compañía de los tribunales de Nueva York, que se pronunciaron en la prolongada disputa que la empresa sostiene con los afectados por contaminación en una región amazónica de Ecuador. Asimismo, el acuerdo entre el gobierno argentino y Repsol por la expropiación del 51 por ciento de las acciones de YPF redundó en la terminación de las demandas iniciadas por los españoles contra Chevron. Las declaraciones del directivo petrolero norteamericano fueron realizadas en un tradicional evento del sector en Houston, organizado por la consultora IHS-CERA. El titular de YPF, Miguel Galuccio, también participó del encuentro. El funcionario argentino mantuvo en esa conferencia reuniones con los referentes de algunas de las petroleras más importantes del mundo para avanzar en nuevas asociaciones que permitan acelerar la explotación de los yacimientos de hidrocarburos no convencionales del país que se sumen a los firmados con Chevron, Petronas, Dow Argentina y Pampa Energía (ver aparte). Además existen negociaciones para alcanzar un memorando de entendimiento con Pemex y, según afirman desde el Ministerio de Economía, reactivar el acuerdo con la petrolera Bridas. Ayer, la Justicia federal de Nueva York validó el cuestionamiento de la multinacional norteamericana al fallo por contaminación en Ecuador, al afirmar que la condena de las cortes de ese país, obligándola a pagar indemnizaciones por 9500 millones de dólares, se logró por métodos “corruptos”. El magistrado estadounidense Lewis Kaplan corroboró la visión de Chevron y consideró que, más allá de la responsabilidad de la compañía en el daño ambiental de la región de Lago Agrio (algo sobre lo que no se expresa el fallo), los demandantes –fundamentalmente el abogado neoyorquino Steven Donziger– no podrán ejecutar la sentencia en Estados Unidos. El CEO de Chevron celebró el fallo calificándolo como una “contundente victoria”, para luego señalar que espera “un rápido avance de las tareas de perforación en la zona de Vaca Muerta”. La multinacional revelará esta semana “otros detalles sobre los planes de perforación en la Argentina”.

 

Los representantes de los damnificados por el grave daño medioambiental de Texaco, una subsidiaria de Chevron, buscan cobrar su sentencia embargando activos de la petrolera norteamericana en países como Canadá, Brasil y la Argentina. Desde la visión del ejecutivo de la compañía, el fallo en la Justicia de Nueva York (el mismo tribunal donde atiende Thomas Griesa, el juez que validó el reclamo de los fondos buitre contra la Argentina) “será beneficioso para evitar acciones judiciales en otras partes”. El reclamo contra Chevron es tan complejo que cuenta con tres procesos judiciales simultáneos y en distintas jurisdicciones. En Ecuador la condena fue confirmada en noviembre por la Corte Nacional de Justicia, aunque redujo a la mitad la indemnización impuesta a Chevron, 9500 millones de dólares. Para frenar ese litigio, Chevron abrió dos frentes de ataque: una demanda contra Ecuador en el tribunal de La Haya y otra en la Corte Federal de Nueva York por supuesta “acción extorsiva” de los abogados y financistas de los demandantes. Ese último caso es donde consiguió ayer un fallo favorable. Ese juicio es contra el grupo de abogados y fondos especulativos que sostienen la costosa demanda. Chevron los acusó de “acciones fraudulentas y extorsivas”, en base a una serie de pruebas contenidas en videos y documentos supuestamente apócrifos, que el juez Kaplan convalidó. “La arrogancia del juez Kaplan le ha hecho pensar que está facultado y calificado para cuestionar el derecho ecuatoriano y las decisiones de sus jueces”, advirtió Juan Pablo Sáenz, abogado del Frente de Defensa de la Amazonía, que nuclea a indígenas y colonos que demandaron a la petrolera estadounidense por la contaminación generada por la extracción de crudo entre 1964 y 1990. “Su ilegítima sentencia será apelada ante un tribunal superior en Estados Unidos. Las comunidades demandantes ecuatorianas están tranquilas, pues la sentencia de Kaplan no tendrá ninguna validez en las jurisdicciones donde la sentencia ecuatoriana está siendo ejecutada”, consideró el letrado. Si bien en la Argentina la Corte Suprema rechazó el embargo de los bienes de Chevron, en Canadá el Tribunal de Apelación de Ontario dictaminó que los 47 habitantes del pueblo tienen el derecho de perseguir a los activos de Chevron en ese país.

Otras noticias destacadas