Sala de prensa

Noticias

Volver


8.3.2019

Lideramos el proceso de inversiones en el país

Resultados de 2018

Los ingresos de nuestra compañía, al cierre del año, alcanzaron los 435.820 millones de pesos, mientras que el EBITDA tuvo un crecimiento del 99,9% y alcanzaron los 133.529 millones de pesos. Este resultado incluye la revaluación de la inversión de YPF en YPF LUZ por 12.000 millones de pesos durante el primer trimestre de 2018.

Además, en 2018, la generación de caja operativa alcanzó los 125.100 millones de pesos lo que nos permitió financiar con fondos propios la totalidad de nuestro plan de inversiones. Otro factor relevante fue el proceso de desendeudamiento de la compañía durante este ejercicio, que se expresa, entre otros indicadores en el ratio Deuda neta/EBITDA que fue de 1,68x.

Las inversiones, en línea con los niveles de los últimos años y del Plan Estratégico, en 2018, alcanzaron los 95.358 millones de pesos, lo que nos ubica en una posición de liderazgo en el país. La producción de crudo se mantuvo estable durante el 2018. Como dato a destacar, aparece la producción no convencional neta que en el último trimestre del año aumentó en un 59,6%.

En materia de gas, determinados momentos del año pasado, se caracterizaron por un exceso de oferta ante la fuerte demanda doméstica. Esto tuvo un impacto en la producción de gas natural que obligó al cierre temporal de compras de gas y, en consecuencia, su producción natural disminuyó un 4,6% con respecto al 2017.

Asimismo, nuestras reservas se incrementaron en un 16,2%, con una tasa de reemplazo del 178%, la más alta de los últimos 22 años. En este ejercicio, producto del trabajo realizado para lograr eficiencia en las operaciones y transformarlas en rentables, se incorporaron importantes reservas del no convencional de la formación Vaca Muerta y sus principales proyectos están a costos competitivos a nivel mundial. También este año, dada la mejora en costos y en el precio del petróleo, fue importante la incorporación de reservas en los campos maduros, algunos ya en recuperación secundaria.

Por el lado del Downstream, logramos fortalecer nuestra posición de mercado con un aumento en los volúmenes comercializados del 4,5% en gasoil y 3,7% en combustibles y un manejo responsable de los precios de sus principales productos, que medidos en dólares se mantuvieron por debajo de la devaluación. En el caso de las naftas, la baja en dólares fue de 5,3% y en el caso del gasoil fue del 1,7%, respeto al 2017.

Además, incrementamos fuertemente nuestras inversiones en los complejos industriales, lo que nos permitió finalizar las obras de blending de naftas en Refinería Luján de Cuyo y en Refinería La Plata, realizadas con el objetivo de aumentar la capacidad de elaboración de naftas premium. Al mismo tiempo, continuamos con los desarrollos de las Ingenierías para las nuevas unidades de hidrotratamiento de naftas y gasoil a realizarse en las tres refinerías, para poner a disposición de nuestros clientes combustibles ambientalmente más sustentables.

Los resultados fueron aprobados por el directorio de nuestra compañía y presentados a las bolsas de Buenos Aires y de Nueva York.