Novedades / Provincia / FormosaVolver

Bañado La Estrella, tierra de aventura acuática

El Bañado La Estrella es el tercer humedal más grande de América y un lugar ideal para el turismo aventura.

Conocidos por muchos, y visitados por otros tantos, al igual que la Biosfera Laguna Oca, el lugar es un centro turístico natural de Formosa. Se encuentra a 340 km de la ciudad de Formosa (capital) ocupa una superficie de 400 mil hectáreas que quedaron bajo el agua por los desbordes del río Pilcomayo de 1940 y las inundaciones que vinieron después allá por 1966. De ahí el nombre de "bañado", ya que las aguas del Pilcomayo cubrieron toda la superficie dando lugar a nueva vegetación y excelentes paisajes naturales.

Desde entonces, el bosque nativo de quebracho blanco y colorado, palo santo y algarrobo se convirtieron en extensas y tupidas enredaderas, con plantas acuáticas. Mientras que, producto de esa vegetación tan rica en alimentos y tan frondosas, las aves zancudas (cigüeñas, garzas y jabirúes) aparecieron en cantidad y comenzaron a anidar allí. De esta manera, comparten territorio con lobitos de río, yacarés, vizcachas, carpinchos, osos hormigueros.

La Estrella tiene bosques “altos” y “bajos”. Entre las masas arbóreas de mayor altura se cuentan algarrobos blancos y negros, quebrachos colorados y blancos, mistoles, guayacanes y palos blancos. Mientras que los bosques “bajos” están representados por especies tales como el chañar, el duraznillo, el vinal, el itín y el palo cruz. Las plantas flotantes como el jacinto de agua, los repollitos y otras tapizan gran parte de las aguas, dandole a la reserva natural una estética única y particular, nunca antes vista en los humedales de América.

¿Cómo llegar?

El lugar, tiene tres caminos de ingreso, tres alternativas para realizar espectaculares safaris fotográficos. Una vía es desde Las Lomitas, desde la Capital de Formosa, por la ruta provincial 28 hasta el vertedero donde predominan los árboles secos y pelados. En este camino, en varias ocasiones no se puede llegar con el auto porque se inunda.

El segundo camino es por Fortín La Soledad, población pequeña a 80 km de Las Lomitas por la que se accede desde la ruta provincial 32 que aun se encuentra sin asfaltar y desde allí al Bañado. Por este destino, se verán palmeras y champales (llamados informalmente fantasmas por su fisonomía).

La tercera vía de acceso, y del que se tiene menos información y conocimiento es por el lado de la Laguna Yema. Según explicaron desde el área de Turismo de la provincia de Formosa, se debe tomar la ruta 37 sin asfaltar, y el Bañado se cruza a los 30 kilómetros aproximadamente.

Del ingreso elegido depende la flora que se avista y, encontrar un yacaré o un jabirú, sólo será cuestión de suerte en ambos casos.

Turismo aventura obligado

Desde Las Lomitas es donde salen las excursiones y visutas al Bañado, ya que existe allí una empresa llamada El Jabirú que se dedica que recibir visitantes que deseen tener una visita guiada a la gran reserva. Desde Las Lomitas, Gisela Infantino y Carlos Spagarino, dueños de la empresa, proponen días de navegación, campamentos y excursiones por el Bañado de La Estrella, y otros destinos cercanos.

Ese viaje, es una gran travesía. Al salir del poblado, el Bañado comienza a aparecer a los costados de la ruta de acceso que transita sobre un dique de contención, erigido para detener el avance del humedal. Una vez que se llega a la reserva, la travesía se vuelve una aventura acuática sin precedentes ya que es obligatorio dejar el auto y utilizar piraguas a remo o canoas a motor para avanzar por el Bañado.

Uno de los rasgos distintivos del Bañado son los champales, sobre los cuales suele estar parado el jaribú. Se trata de cuerpos de agua originados por los desbordes del río Pilcomayo sobre los bosques del Chaco Seco, cuyos árboles quedaron prácticamente sumergidos.

Toda esta aventura inigualabe es constantemente acompañada cientos de aves y algunos que otros yacaré, carpinchos, boas, lobitos de río, garzas, tucanes y la vistosa cigüeña jabirú, esta última es una de las especies típicas de la zona.

Esta demás remarcar que, si ves un yacaré no olvides hacer una hermosa fotografía, ya que, poco se nota su presencia. Es un animal muy silencioso, que supera los dos metros de largo se acercan a las embarcaciones hasta muy escasa distancia, aunque sin dejarse notar.

Pero la fauna no lo son todo, en ese recorrido acuático, también la vegetación marca presencia. Y durante el camino, se distinguen algarrobos y quebrachos, mistoles, guayacanes, palos blancos, chañares y duraznillos.

Además, los paseos en canoa a motor o piraguas son sólo una opción, porque la propuesta turística incluye cabalgatas nocturas, caminatas desde el amanecer. Momentos únicos para conectarse con la naturaleza y el mundo que ofrece el Bañado La Estrella.

Otra extraordinaria aventura con la que se puede apreciar el Bañado es el sobrevuelo en avioneta. Que se realiza desde el Aeroclub Formosa ubicado en el Km 1156 de la RN 11, a 15 km de la capital provincial. Quienes realizaron esta excursión, quedaron especialmente impactados por la grandeza de la reserva que, desde el cielo, sin duda de aprecia de manera distinta.

Diversidad Cultural

El Bañado, antes de convertirse en una gran reserva ecológica, durante siglos albergó a pueblos originarios instalados en esas tierras. Se trata de cuatro comunidades étnicas diferentes que conviven en el territorio junto a los criollos.

Las etnias son Pilagá, Wichí, Toba y Nivaclé, distribuidas en diversos asentamientos, los cuales preservan sus valores, costumbres y tradiciones. La misma productividad del Bañado les permite desarrollar actividades como ganadería, agricultura, explotación forestal, pesca, caza y colecta de algunas especies de plantas como el chaguar, con cuyas semillas y cortezas crean y tiñen artesanías.


  • 0
  • 0

Calificación de Lectores

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Normal
  • Malo
  • Horrible

Ingresá tu Comentario

Tu calificación

Comentarios Destacados