94.078 km2560.000 habitantesCapital: Neuquén

Poderosa, altiva y audaz, como su nombre lo indica, Neuquén es cuna de dinosaurios, donde los restos fósiles nos acercan a las distintas eras de la Tierra. Allí el Gigantosaurus se convierte en la mayor atracción cultural de la zona, compartiendo protagonismo con altas cumbres andinas, bosques milenarios, cerros nevados, aguas termales, y enormes ríos y lagos que invitan al rafting, el snorkel y la pesca con mosca.

clima
 

Claves de identidad

 
  • “Convivir con la comunidad de mapuches como recién llegados a la que fue tierra de los aborígenes hasta hace poco más de un siglo.”

  • “Disfrutar del mejor gas y el más barato del país.”

  • “Preferir el asado de corderito o de cabrito al de cualquier otra carne.”

  • “Alimentar disputas limítrofes con Río Negro como si fueran competencias deportivas.”

  • “Saber que lloverá muy de vez en cuando, pero que habrá heladas frecuentes.”

  • “Practicar Vóley, básquet, rugby, patín carrera y ping-pong.”

  • “Sentir que la Administración de Parques Nacionales es un enclave autárquico, en el sudoeste del territorio.”

  • “Veranear en destinos relativamente cercanos: Puerto Madryn, Las Grutas, Caviahue o Villa Pehuenia.”

  • “En una tierra fría y ventosa las mujeres usan poco la pollera, más que nada para ir a bailar.”

  • “Gustar cada día más de los flamantes vinos neuquinos.”

Fiestas provinciales

  • Fiesta Provincial del Veranador y el Productor del Norte Neuquino / Andacollo

    Comidas típicas, venta de artesanías y ropas gauchas, bailes y espectáculos.

  • Fiesta del Piñón / Caviahue

    Festividad mapuche.

  • Fiesta Provincial del Pehuén / Alumine

    Festividad mapuche.

  • Traum Kezau / Junin De Los Andes

    Festividad mapuche más rico e importante.

  • Fiesta Nacional del Montañés / San Martin De Los Andes

    Concurso de hacheros, carrera de mozos, espectáculos musicales, etc.

  • Fiesta del Chivito, la Danza y la Canción / Chos Malal

    Ocasión única para degustar los proverbiales cabritos neuquinos, ver danzas folklóricas y escuchar la música de la tierra junto a su gente.

  • El Trabún o Encuentro de los pueblos / San Martin De Los Andes

    Fiesta destinada a fomentar el intercambio cultural entre argentinos y chilenos.

​​

En el norte de Neuquén hay alturas superiores a las del resto del sur argentino. En esta “Alta Patagonia” en invierno hace más frío, hiela y nieva más que a muchos kilómetros más al sur. Por ejemplo, nieva más que en El Bolsón. Yendo en auto, es imprescindible llevar dos cadenas de nieve. En verano, de noche refresca mucho.

El terruño vitivinícola de San Patricio del Chañar nació hace casi una década, cuando, con el apoyo financiero de la Provincia del Neuquén, se desbrozó la tierra virgen entre el pie de la meseta y la ruta, se realizaron grandes obras de canalización y de riego artificial y se plantaron enormes paños de Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Es decir, de aquellas variedades que históricamente dieron mejor resultado en el vecino Alto Valle del Río Negro. El suelo, de óptimo drenaje y pobre en materia orgánica, es ideal para la vid. La abundancia de sol y la gran amplitud térmica también favorecen el desarrollo de uvas de alta calidad. Hay un riesgo climático: las heladas, tempranas y tardías. El viento, que llega a soplar tan fuerte como el Zonda, puede dañar las cepas pequeñas si no están protegidas por vallas y alamedas cortavientos (que están creciendo). Un efecto secundario del viento es que provoca el engrosamiento de la piel de las uvas, lo que debería traducirse en vinos tintos de buen color y mucho cuerpo. Las vides más viejas de San Patricio del Chañar están llegando a su mayoría de edad (10 años) y, por lo tanto, los vinos de este terruño recién están comenzando a revelar su verdadero potencial.

El gas que se extrae de los pozos y se utiliza en las redes de gas es
metano, aunque del pozo pueden salir varios otros gases. El principal
yacimiento de nuestro país es el de Loma La Lata en Neuquén, que tras tres décadas de explotación continúa llegando a nuestras casas. El gas de los pozos petrolíferos ya no se ventea a la atmósfera como antaño, sino que se lo recupera íntegramente: sólo se realizan venteos por razones operativas. Es un mito patagónico que el gas de red que utilizan en la región tenga mayor poder calorífico que el que llega a los grandes centros urbanos del norte: las calorías del metano son las mismas, alrededor de 9.300 por metro cúbico.

Plaza Huincul alberga una de las tres refinerías que posee YPF: las otras están en La Plata (Buenos Aires) y Luján de Cuyo (Mendoza). En Plaza Huincul se refina sólo una parte del petróleo que se extrae en Neuquén, ya que otra parte se bombea por oleoductos a las refinerías de Luján de Cuyo y a Bahía Blanca, de donde sigue viaje por oleoducto hasta La Plata.

El dinosaurio más grande del mundo, el Argentinosaurus huinculensis, es un titanosaurio que vivió hace unos 95 millones de años en el período Cretácico. De él se encontraron una docena de vértebras, algunos fragmentos de costillas, una tibia de más de 1,5 m de largo y un trozo de fémur expuesto en el Museo de Ciencias Naturales de La Plata. Basándose en estos fósiles se estimó que el animal debía medir más de 30 metros de largo y pesar más de 80 toneladas: es el saurópodo más pesado que se conoce. Fue descubierto hacia 1989 por Guillermo Heredia, un poblador vecino de Plaza Huincul en un campo de su propiedad: fue Heredia (fallecido en 2011 a los 93 años) quien alertó a los paleontólogos José Bonaparte y Rodolfo Coria, quienes estudiaron los restos, describieron al Argentinosaurus y publicaron en 1993 su trabajo. En el Museo Carmen Funes de Plaza Huincul hay una réplica en tamaño real del esqueleto del Argentinosaurus construida sobre la base de las dimensiones de los pocos fragmentos que se encontraron.  

VACA MUERTA, LA ENERGÍA DEL FUTURO
Desde hace un par de años y gracias a YPF, es la formación geológica más famosa de Argentina y su fama trasciende nuestras fronteras, con razón: en ella hay yacimientos de shale oil y shale gas suficientes para satisfacer el consumo argentino de dos o tres generaciones. Dicha formación geológica toma su nombre de la Sierra de Vaca Muerta, que se encuentra unos 35 km al noroeste de Zapala, entre ésta y Las Lajas. El nombre de la sierra deriva de que en Mallín del Rubio, según algunos, y en el Cañadón de los Alazanes, según otros, se criaba mucho ganado vacuno hasta que una peste causó gran mortandad en la serranía. La formación Vaca Muerta fue descripta por primera vez por el geólogo y paleontólogo estadounidense Charles Edwin Weaver en 1931, quien halló esos oscuros afloramientos de lutitas en toda la sierra. Las lutitas, según Wikipedia, son rocas sedimentarias formadas por detritos de partículas de dimensiones similares a las de la arcilla.
La formación Vaca Muerta es una unidad geológica que se extiende entre las provincias de Neuquén y Mendoza por unos 30.000 km2: es de forma aproximadamente triangular con vértice norte en Malargüe (Mendoza) y base limitada bajo las ciudades de Neuquén y Zapala, con la localidad de Añelo en el centro de la cuenca y afloramientos en la Sierra de Vaca Muerta. Se trata de sedimentos marinos acumulados entre fines del Jurásico y principios del Cretácico (hace unos 140 millones de años), cuando el océano Pacífico formaba una “ingresión marina” llamada Engolfamiento Neuquino. Era un mar de aguas cálidas donde vivían reptiles marinos, tortugas, amonitas y muchos otros invertebrados. En el fondo de ese mar antediluviano, sin oxígeno, se acumuló una enorme cantidad de materia orgánica. Algunas decenas de millones de años después, al levantarse la Cordillera de los Andes, la cuenca sedimentaria del Engolfamiento Neuquino se fracturó y así como aflora en la Sierra de Vaca Muerta, el resto se hundió a gran profundidad. Estos sedimentos negros, que alcanzan hasta 300 m de espesor, formaron lo que se llama una “roca madre” de petróleo y gas que se encuentra entre 2.200 y 3.500 m bajo tierra.
Parte de esos sedimentos orgánicos marinos formaron gas y petróleo que se acumuló en “trampas” de las que hasta hoy se extraen (en forma convencional) los hidrocarburos de los yacimientos neuquinos. Pero otra cantidad enorme de esos mismos hidrocarburos quedó atrapada en el shale o lutitas o esquistos arcillosos, cuyos poros son mucho más pequeños e impermeables. Desde hace unos 20 años, en Norteamérica se implementa la tecnología del fracking o fracturación hidráulica, que si bien no es nueva se aplica en forma masiva y consiste en inyectar en la roca madre agua con arenas especiales, para fracturarla y llenar esos vacíos y tornarlos permeables. Un pozo no convencional de este tipo puede costar dos a tres veces más que una perforación tradicional (que en Neuquén cuesta unos dos millones de dólares) y rinde en el mejor de los casos la mitad que un buen pozo petrolífero convencional.
Es uno de los yacimientos más grandes del mundo y se caracteriza por su notable espesor, que a diferencia de otros similares en Norteamérica no obliga a realizar costosas perforaciones horizontales en profundidad.
En la superficie, la explotación de un yacimiento de shale oil y shale gas es idéntica a la de uno convencional, con la diferencia de que los pozos productores suelen estar más cerca unos de otros (alrededor de 100 m). En el campo de Loma La Lata, YPF posee ya un par de pozos de los que se extrae petróleo y gas de esta roca. Con tecnología que en buena parte YPF posee e inversiones del orden de alguna decena de miles de millones de dólares, gracias a los esquistos bituminosos de la Cuenca Neuquina nuestro país tiene asegurada su provisión de gas y de petróleo para varias décadas. 

La selva valdiviana, o bosque valdiviano, es un milagroso efecto de las abundantes lluvias que aportan los vientos húmedos del Pacífico Sur, con 4.000 mm o más de precipitaciones anuales. Se extiende desde las latitudes del puerto chileno de Valdivia hasta los 48°S, y se caracteriza por sus frondosos bosques perennes y varios estratos ricos en especies autóctonas, entre las que destacan el gigantesco coihue formando el techo de la espesura, con avellanos y arrayanes, caña colihue y el pangue de gigantescas hojas, que la gente del lugar emplea para preparar el curanto. En este ecosistema habitan pumas, pudúes, monitos de monte (que no es un primate sino un raro marsupial) y loros. La selva valdiviana penetra en territorio argentino en forma de lenguas, a través de los valles o pasos en las comarcas andinas más bajas y lluviosas.

La erupción del volcán Puyehue o Cordón Caulle comenzó el 4 de junio de 2011 con una gran explosión y una alta nube de cenizas que el viento extendió hacia Bariloche, donde oscureció a las cuatro de la tarde entre truenos y relámpagos bastante raros en estas latitudes. Y comenzó una lluvia de cenizas que duraría semanas: la nube volcánica tardó quince días en dar la vuelta al mundo, afectando a los vuelos comerciales incluso en Australia y Nueva Zelanda. El aeropuerto de Bariloche estuvo cerrado durante meses por causa de la ceniza acumulada en el suelo. La erupción dejó a la comarca sin energía eléctrica y sin agua durante algunos días. Sus efectos fueron mucho más graves en Villa La Angostura (a 40 kilómetros al sureste del cono volcánico) que en Bariloche, al doble de esa distancia: mientras en la Villa caían piedras pómez de buen tamaño, en Bariloche caían arena y ceniza y también la acumulación fue menor. Pero el agua del lago Nahuel Huapi cambió de color y durante meses fue de un tono más verdoso que al azul habitual. Se estima que en total el Puyehue-Cordón Caulle arrojó unos cien millones de toneladas de ceniza, arena y piedra pómez. La temporada de invierno 2011 se perdió y también fue afectada la de verano 2012, si bien en menor grado, ya que los vuelos a Bariloche se restablecieron a mediados de enero. Otro efecto de la erupción fue la mortandad de ganado bovino y ovino desde Villa La Angostura a la meseta a lo largo de la Línea Sur, por falta de pasturas; en isla Victoria también hubo mortandad de ciervos. El gobierno nacional dispuso una ayuda para pagar los sueldos de la industria hotelera a lo largo de casi un año. Con la lluvia, el viento y la nieve, los efectos visibles de la erupción casi desaparecieron en Bariloche donde quedan aquí y allá montículos de arena y cenizas en la vegetación y los jardines. A lo largo de la orilla sur del lago, en las playitas entre Villa Tacul y Dina Huapi, puede observarse la distinta granulometría de los recientes materiales volcánicos que se van mezclando con los cantos rodados. Y cuando sopla viento del este desde la meseta, debido a la sequía de los últimos tiempos todavía sucede que haya vuelos suspendidos por la ceniza. En Villa La Angostura los efectos son algo más visibles: en el bosque ya no hay sotobosque sino un suelo nuevo de arenisca y piedra pómez donde lentamente comienza a formarse nuevamente el sotobosque.
También los efectos sociales y económicos fueron más graves en la Villa: la mitad del comercio cerró y muchos residentes abandonaron el lugar. Durante el verano 2012 hubo otro efecto colateral de la erupción: la molesta y exótica avispa chaqueta amarilla desapareció de la región del Nahuel Huapi, lo que trajo como consecuencia una proliferación de moscas. Pero la ceniza y arena volcánica también parecen haber favorecido al desarrollo de la vegetación.

Galería de imágenes

Rutas Guía YPF en Neuquén

De Neuquén a San Patricio del Chañar

A 15 km por autopista desde Neuquén Capital, Centenario es una zona residencial y centro de la actividad frutícola del Valle Inferior del Río Neuquén. Luego, en la localidad de San Patricio del Chañar, inmediatamente al oeste del pueblo se extienden más de 1.500 ha de viñedos, en un nuevo rubro para la provincia.

→ Ver más
/