143.440 km2 340.000 habitantesCapital: Santa Rosa

De espíritu gauchesco por excelencia y arraigadas tradiciones, La Pampa refleja lo mejor de nuestra herencia cultural con sus pintorescas fiestas populares. Corazón del avistaje del ciervo colorado en brama, ofrece de marzo a abril un espectáculo único a los amantes de la naturaleza. Tierra próspera para la agricultura y ganadería, alberga extensas llanuras, suaves valles, médanos y salinas que se conjugan con los mágicos bosques de caldenes.

clima
 

Claves de identidad

 
  • “Votar al Partido Justicialista.”

  • “Haber nacido en Provincia Eva Perón.”

  • “Tomar mucho mate amargo.”

  • “Gustar del asado (en lo posible, con leña de caldén) no sólo de carne de vaca sino también de cordero, lechón y chivito.”

  • “En invierno, comer guisos cárnicos y bien calóricos.”

  • “Veranear en balnearios del sur bonaerense, entre Mar del Plata y Monte Hermoso.”

  • “Comerse las “s” como los rosarinos.”

  • “Gustar de los fierros, entendidos como automóviles.”

  • “Que las mujeres mayores usen falda, pero las jóvenes todas en pantalones.”

  • “Llamar “vida de ciudad” a la de Santa Rosa y “de pueblo” a la todo el resto.”

  • “Saber que hay menonitas que viven fuera de nuestro tiempo.”

  • “Nutrir disputas con Mendoza por las aguas del río Salado.”

Fiestas provinciales

  • Fiesta del Pialador / Santa Rosa

    Desfile gaucho, juego de riendas, festival folklórico, pialada de terneros, partidos de polo y pato, etc.

  • Fiesta Tradicional Alemana / Colonia Santa Teresa (La Pampa)

    Música, danzas típicas y degustación de comidas alemanas.

  • Fiesta Provincial de la Ganadería / Victorica (La Pampa)

    Concursos de canto y malambo, pintada de graffiti, semana cultural, jineteada, asados, muestras de platería y pintura criolla, música folklórica, desfile de carrozas y centros tradicionalistas, peñas populares.

  • Fiesta Pampeana del Caballo / Ingeniero Luiggi

    Jineteadas, música folklórica, puestos de comidas y bebidas regionales.

  • Encuentro Nacional de Destrezas / Quemu Quemu

    Jineteadas, música folklórica, puestos de comidas y bebidas regionales.

  • La Semana Gaucha / Toay

    Jineteadas, música folklórica, puestos de comidas y bebidas regionales.

  • Fiesta Provincial del Ternero / General Acha

    Pialada de terneros y yeguas, concurso de riendas, jineteada, rueda de bastos, comidas y música folklórica.

A 30 km al sur de Santa Rosa, lindante con la RN35 a Bahía Blanca, está la Reserva Natural Parque Luro (RN35, km 292; tel. (02954) 499000. Abre todos los días del año, de 9 a 19. La Reserva protege 7.600 ha con bosque de caldenes (es el área protegida más grande que existe en el país y en el mundo) y una vasta laguna en la que se ven flamencos, entre muchas otras aves. 

El Parque Luro lleva el nombre del hacendado y político Pedro Olegario Luro (1860-1927), casado con una hija de Ataliva Roca, hermano del presidente Julio Argentino que si bien no tuvo actuación en la “Conquista del Desierto” más que como proveedor del Ejército, recibió del gobierno 180 mil hectáreas en La Pampa, de las que obsequió algunos miles a su hija y yerno. En 1909 los Luro introdujeron aquí ciervos colorados, jabalíes y faisanes europeos para crear un coto de caza. También construyeron “el castillo” concluido en 1911. Pero el emprendimiento (era además una explotación agrícola y forestal) fracasó y poco después fue rematada: la compró su hijo Alejandro con préstamos que pagó explotando el caldén, del que extrajo casi medio millón de toneladas. En 1939 la estancia se remató otra vez y la adquirió el noble español Antonio Maura, quien revirtió la decadencia del lugar y siguió explotando su bosque de caldenes. En los años ’60 su hija vendió la propiedad a la provincia, que la transformó en reserva natural.

La Caza Mayor en La Pampa es una actividad deportiva muy importante en la provincia. Hay docenas de cotos privados, que son estancias reconvertidas a una rentable actividad que atrae también al turismo internacional. Las especies más comunes son el ciervo colorado y el jabalí, pero también se cazan ciervos dama y axis, antílopes, varias especies de cabras salvajes, búfalos y pumas, si bien en las temporadas 2009 y 2010 su caza estuvo prohibida. Los cotos ofrecen confortable alojamiento y comidas basadas en las presas, con dos salidas de caza diarias. Los clubes de caza más establecidos son el Club de Caza Mayor y Menor Mapú Vey Puudú, de Toay, y el Club de Caza Valle de Quehue. Los permisos de caza tienen costos variables según el animal y su trofeo. También se practica caza menor de palomas, avutardas y gansos.

El caldén es el árbol más austral del género de los algarrobos. Alcanza 15 metros de altura y su madera se usa en carpintería y, antaño, para adoquinar calles. En la primera mitad del siglo XX, los caldenales pampeanos fueron arrasados para obtener leña y carbón para la industria y los trenes: a lo largo del ferrocarril surgieron pueblos madereros y cientos de obrajes que desaparecieron junto a este árbol providencial. La explotación del caldén fue la principal industria del territorio hasta la década de 1950. Así, de 3,5 millones de hectáreas los caldenales se redujeron a 1,6 millones de hectáreas: el mayor bosque existente es la Reserva Natural Parque Luro, con superficies menores en el Parque Nacional Lihué Calel, la Reserva Natural Pichi Mahuida y la laguna de Guatraché. En los troncos de los viejos caldenes había cavidades naturales o hechas por los indios llamadas “tinajeras” donde el agua de lluvia se conservaba largo tiempo, algo esencial en esas desérticas travesías.

El caldén es el árbol más austral del género de los algarrobos. Alcanza 15 metros de altura y su madera se usa en carpintería y, antaño, para adoquinar calles. En la primera mitad del siglo XX, los caldenales pampeanos fueron arrasados para obtener leña y carbón para la industria y los trenes: a lo largo del ferrocarril surgieron pueblos madereros y cientos de obrajes que desaparecieron junto a este árbol providencial. La explotación del caldén fue la principal industria del territorio hasta la década de 1950. Así, de 3,5 millones de hectáreas los caldenales se redujeron a 1,6 millones de hectáreas: el mayor bosque existente es la Reserva Natural Parque Luro, con superficies menores en el Parque Nacional Lihué Calel, la Reserva Natural Pichi Mahuida y la laguna de Guatraché. En los troncos de los viejos caldenes había cavidades naturales o hechas por los indios llamadas “tinajeras” donde el agua de lluvia se conservaba largo tiempo, algo esencial en esas desérticas travesías.

Rastrillada era la profunda huella (de hasta un metro de hondo y cien de ancho) formada en los campos por el paso de los jinetes y tropillas, en particular aquellos de los indios al retirarse tras los malones, arreando decenas o cientos de miles de cabezas de ganado. Así como todos los caminos de la antigüedad conducían a Roma, en las pampas todas las rastrilladas conducían a Chile, donde los araucanos vendían los animales robados. Varias rastrilladas de la provincia de Buenos Aires convergían hacia las Salinas Grandes, y de aquí una rastrillada principal hacia el oeste recorría el hoy llamado Valle Argentino o de General Acha: era la rastrillada “de los chilenos” que en buena parte coincide con el actual trazado de la RN 152. Es que desde la “Conquista del Desierto”, las rastrilladas fueron aprovechadas como caminos primero por el Ejército y luego por las mensajerías y transportes, y a lo largo de ellas se solían establecer las postas y pulperías.

Galería de imágenes

Rutas Guía YPF en La Pampa

De General Acha a Neuquén

A 45 km de General Acha, la RN152, de pavimento algo ondulado, pero con buena señalización horizontal, se separa de la RN143, a Chacharramendi. Ambas rutas son de intenso tránsito estival e invernal hacia Neuquén y Río Negro.

→ Ver más
/