Novedades / Pais / ArgentinaVolver

Escapadas Románticas

Propuestas románticas por las distintas regiones del país para festejar el amor.

CABA

En la ciudad de Buenos Aires hay cómo pasar un día y noche románticos sin salir de la urbe, o viniendo de las afueras para eso. No son, ciertamente, opciones de las más económicas.

Un lugar de lo más tradicional y elegante para estar en el corazón de la ciudad como en la París de Sudamérica es el Alvear Palace Hotel (www.alvearpalacehotel.com). Se puede optar desde una suite junior a la suite presidencial y la royal, en todo caso con el máximo confort y atención a los detalles, con excelente servicio. Y más allá del room service, hay dos restaurantes de lo mejor en la ciudad (La Bourgogne y L'Orangerie), el clásico Lobby Bar (donde también puede tomar un gran té) y el nuevo Champagne Bar con tragos basados en espumantes y sushi. El hotel cuenta con spa y piscina, tratamientos varios de belleza y relax.
Otra alternativa, también en el corazón de la París sudamericana, es el Hub Porteño (www.hubporteno.com), en una escala de hotel boutique, con muy confortables suites, sauna y gimnasia, una muy agradable terraza y un excelente restaurante, Tarquino, con una cocina refinada y gran carta de vinos.

BUENOS AIRES

Saliendo de la gran ciudad pero sin ir tan lejos, también hay alternativas para una escapada romántica. Algunas de las mejores opciones están ahí nomás.

En el delta del Paraná, a un rato de navegación desde el puerto de Tigre (los huéspedes son llevados y traídos por la lancha del establecimiento) a orillas del río Antequera está la tradicional hostería y restaurante Bosque de Bohemia (www.bosquedebohemia.com.ar): un lugar romántico, ya que no admiten niños. Es una posada de estilo alpino, con confortables habitaciones con vista al río y al parque interior, pileta, kayaks y un sendero en la isla, además de restaurante y bar. De las muchas opciones que ofrece el Delta, es quizá la más atractiva para pasar un día o dos lejos del mundanal ruido, en medio de la exuberante naturaleza de las islas.
Si se prefiere una atmósfera campestre en tierra firme, la estancia Candelaria del Monte (www.candelariadelmonte.com.ar) cerca de San Miguel del Monte es el lugar indicado, sbre todo si se reserva la suite Z o la suite del Patrón: es un hermoso casco de estilo colonial rodeado por un añoso parque, con pileta, variadas actividades, caballos para montar, muy buena comida y una esmerada atención: a una hora y media de la ciudad, el lugar ideal para escaparse en clave romántica durante un par de días.

NOROESTE

Más allá de lo que se tarde en llegar (todo depende del punto de partida y del modo de transporte) en el Noroeste hay también lugares privilegiados para una escapada romántica.

Un lugar encantador está a las puertas de Cafayate: el muy confortable hotel Patios de Cafayate (www.patiosdecafayate.com), en el mismo predio de la bodega El Esteco. Dispuestas en torno a patios de inspiración colonial, las habitaciones son muy amplias y confortables. El hotel tiene un parque con una linda piscina y los viñedos ahí nomás. Hay grandes salas de estar y de lectura, además de un restaurante que ofrece una excelente cocina con amplia selección de vinos de la bodega El Esteco, que naturalmente se puede visitar sin salir del hotel. Y ahí nomás, todos los placeres y atractivos que contiene la capital de los Valles Calchaquíes. A tres horas de auto desde la ciudad de Salta hay otro lugar muy acogedor para un par de días románticos: la estancia Pampa Grande (www.estanciapampagrande.be): un casco de estilo colonial con dos patios y una decena de confortables habitaciones, con gran parque, pileta y muchas hectáreas de naturaleza y cerrillos en torno: es una estancia ganadera en actividad, propiedad de una familia belga, que ofrece en sus comidas de estilo regional una buena cantidad de carnes producidas en la misma propiedad.

PATAGONIA

La Patagonia tiene una cantidad de posibles destinos para una escapada romántica: el problema es elegir cuál, en función del presupuesto y la distancia.

El lugar tradicionalmente más romántico de la Argentina está fuera de discusión: es la hostería Isla Victoria (www.islavictoria.com) en el corazón del lago Nahuel Huapi. Tan cierto es esto que a veces algunos de sus huéspedes son hijos de matrimonios que los concibieron allí, cuando existía la vieja hostería de madera. La nueva y mucho más confortable hostería se levanta en el mismo lugar, en lo alto del acantilado sobre bahía Anchorena: uno de los paisajes más hermosos de la Argentina. Sus pocas y muy confortables habitaciones (donde no se admiten niños) son ideales para el amor, acompañado por caminatas o cabalgatas en el bosque, tragos al atardecer en la terraza y comidas con acentos regionales en su óptimo restaurante.
Si el romanticismo requiere cierto aislamiento, otra opción es Bahía Arenal (www.bahiarenal.com.ar) en Chubut, a orillas de lago La Plata: solitaria y rodeada por bosques de lengas, sólo es accesible en lancha. Es un lodge de poquísimas plazas con vista al lago o al bosque, gran confort y naturaleza a más no poder ni pedir: pesca, caminatas y mountain bike en un rincón fuera del mundo.

LITORAL

En el noreste argentino también son muchas las opciones para una fuga en clave sentimental. Y se puede elegir desde atmósferas urbanas como las de Rosario hasta lodges perdidos en la selva misionera.

Si se gusta de la atmósfera urbana y no se la conoce, Rosario es un destino forzoso para pasar un par días: tiene hotelería para todos los gustos y presupuestos, una rica y variada gastronomía, hermosa costanera, mucho para ver y una intensa vida nocturna. Un destino urbano menos usual es la ciudad de Corrientes, que también tiene una espléndida costanera y varios otros atractivos, además de un lugar muy especial para alojarse: la casa de huéspedes La Alondra (www.laalondra.com.ar) que pese a estar en plena ciudad, tiene algo de fuera del mundo: es una hermosa casona con un patio con árboles de mango y una gran pileta, salones decorados con gran gusto, pocas y confortables habitaciones y un bistró con cocina de autor.
Si busca algo más recóndito, cerca de los Saltos del Moconá, en Misiones, está la Posada La Bonita (www.posadalabonita.com.ar) con cuatro cabañas de piedra en medio de la naturaleza, una hermosa cascada con su laguito dentro de la propiedad y una casa principal donde se sirven las comidas, todas caseras: es otro de aquellos lugares donde un par de días pueden parecer poco porque no da ganas de salir de allí, pese a todo lo que hay para ver en los alrdedores.

CUYO Y CÓRDOBA

Entre los viñedos de Mendoza y las sierras de Córdoba hay un amplio catálogo de posibles destinos para la escapa romántica de un par de días. Sólo hay que elegir dónde.

En la ciudad de Mendoza hay una variada y excelente hotelería, pero en plan romántico quizá lo más indicado es ir a alojarse entre los viñedos. Hay lugares estupendos como el Club Tapiz (www.club-tapiz.com.ar): once hermosas habitaciones rodeadas por varias hectáreas de olivares y viñedos, con una linda pileta y un restaurante dirigido por Soledad Nardelli, un bar y una cava de vinos bien provista con los excelentes vinos de la casa, que también elabora un gran aceite de oliva. Otra alternativa es el hotel boutique Entre Cielos (www.entrecielos.com), con pocas y muy confortables habitaciones entre viñedos incluyendo una literalmente suspendida sobre el viñedo, una gran pileta, spa y hamam y dos opciones para comer: un Beef Club y un Bistró.
En Córdoba, como opción romántica siempre está La Cumbrecita, donde parte del romanticismo es que no hay autos y sólo es posible moverse a pie. Entre aromas de bosque de coníferas, arroyos, casas de te y comidas alemanas hay mucho para disfrutar, además de varias opciones de alojamiento a comenzar por los hoteles pioneros: La Cumbrecita (www.lacumbrecita.gov.ar/alojamientos/hotelcumbrecita) y Las Verbenas (www.lasverbenashotel.com.ar). Para los amantes de naturaleza a pleno y soledad, un destino puede ser La Posta de los Cóndores (www.postaloscondores.com.ar) en las alturas de la sierra de Quinteros, en La Rioja. En una atmósfera familiar y sencilla pero confortable, con deliciosas comidas caseras, nada más que naturaleza en torno y uno de los mejores lugares del mundo para ver volar a los cóndores.


  • 0
  • 0

Calificación de Lectores

  • Excelente
  • Muy Bueno
  • Normal
  • Malo
  • Horrible

Ingresá tu Comentario

Tu calificación

Comentarios Destacados