YPF

Energía YPF

29.04.2014  | SURTIDORES.COM.AR

Vaca Muerta y su incidencia en las estaciones de servicio

El principal reservorio no convencional argentino.

Expertos en energía destacan que además de la gran cantidad de hidrocarburos que brindará el yacimiento ubicado sobre la cuenca neuquina con 30.000 km2 de extensión, aportará la calidad necesaria para que las refinerías puedan aumentar la producción de combustibles en el mediano plazo.

Las expectativas que genera el reservorio Vaca Muerta tienen sus fundamentos. Los especialistas coinciden en que la explotación de los recursos no convencionales resolvería los grandes problemas energéticos que padece el país: se dejaría de importar gas natural licuado, naftas y gasoil, productos que están desmenuzando la balanza comercial y condicionan las reservas de dólares.

Eduardo Barreiro, licenciado en Química, consultor en temas de Energía y director de la Society of Petroleum Engineers, regional Argentina, destaca que los resultados realizados en los pozos muestran que la calidad de los hidrocarburos es acorde a las necesidades de las destilerías, hoy operando sobre el cuello de botella por falta de materia prima.

Es en este contexto que las principales compañías analizan inversiones para ampliar las instalaciones en el mediano y largo plazo. AXION ya anunció que destinará 1.200 millones de dólares en Campana, YPF se mueve en valores similares, mientras que Oil Combustibles analiza colocar varios millones. No se descarta que Shell y Petrobras avancen en la misma dirección.​​​​​​

“Son crudos muy buenos para producir naftas: parafínicos y livianos”, precisó el especialista. No es una cualidad menor, siendo que se trata del combustible de mayor crecimiento en ventas de los últimos años, con picos mensuales de hasta un 10 por ciento en las estaciones de servicio.

Sin dudas, esta variedad de petróleo es la más requerida en el mercado local y en consecuencia la más costosa. Barreiro explica que todas las refinerías prefieren insumo de esta calidad porque les permite operar sobre el límite de la capacidad de producción. De todas maneras, el especialista advierte que en muchos casos se trabaja muy por debajo de las capacidades por faltantes de medanito. Por eso plantea que la capacidad de elaborar naftas y gasoil en Argentina en definitiva depende del volumen disponible de crudo.

En estas condiciones los valores nominales de capacidad de las plantas no dan cuenta de la realidad del sector. Todas las compañías podrían potenciar la utilización en el futuro, cuando se noten con mayor intensidad los rendimientos de la extracción de crudos en Vaca Muerta.



​​​

Otras noticias destacadas