YPF

Energía YPF

22.03.2014  | NOTICIAS TERRA

¿Vaca Muerta es sólo petróleo o algo más?

​Mucho se habla de la fuente de riqueza que puede significar la explotación de petróleo y gas no convencional, que en la Argentina comienza a desarrollarse en el yacimiento de Vaca Muerta, aunque no hay tanta información sobre el impacto que puede generar en el resto de la economía y en particular en el sector industrial.

En los Estados Unidos se difundió esta semana un informe encargado por la Conferencia de Alcaldes de ese país -una entidad que agrupa a 1.393 jefes comunales que gobiernan ciudades de más de 30 mil habitantes- en el que se evalúa que la explotación de hidrocarburos no convencionales impulsó la actividad industrial en una gran cantidad de esos territorios.

El informe "Impacto del renacimiento manufacturero de los sectores intensivos en energía" puede descargarse en el sitio web www.usmayors.org y brinda alguna información sobre este fenómeno.

Según el estudio "en 2011 y 2012, la demanda proveniente de la floreciente actividad del 'shale' (hidrocarburos no convencionales) por nuevos tubos y equipamiento minero impulsaron las industrias del hierro, fabricación de metales y maquinaria".

"En las áreas metropolitanas de los Estados Unidos, estos sectores vieron sus ventas aumentar en términos reales un 17 por ciento y el empleo en un 9,7 por ciento en esos años", se indicó.

De acuerdo con el estudio, "la profusión de gas natural y petróleo disponible impulsó las industrias del plástico, caucho, resina y química gracias a costos más bajos y más volumen refinado" y "como resultado, estas industrias registraron un aumento combinado del empleo del 2,6 por ciento en áreas metropolitanas".

"Entre 2010 y 2012 sectores intensivos de manufacturas sumaron 196.000 puestos de trabajo y aumentaron sus ventas reales en unos 124 mil millones de dólares en las áreas metropolitanas. En 2012, las áreas metropolitanas sumaban más del 78 por ciento del empleo total y 82 por ciento de las ventas reales en sectores manufactureros intensivos en energía", se informó.

​El estudio evalúa que "estos sectores intensivos en energía continuarán impulsando la economía de los Estados Unidos en los años por venir al tiempo que la exploración y extracción impulsan las industrias de hierro, metal, maquinaria y metales fabricados y el gas natural barato estimula la demanda en las industrias de química orgánica, resina y plásticos".

En el trabajo de 38 páginas se explica que "el gas natural más barato también beneficiará la recuperación del mercado inmobiliario por costos más bajos para la construcción y materiales para la construcción como vidrio y cemento".

"La demanda doméstica y también la demanda global, combinada con una ventaja competitiva conducirá a tener capacidad extra, mayor nivel de producto, crecimiento del empleo y reducción del desempleo para los Estados Unidos y una mejora en la balanza comercial", se indicó.

De acuerdo con esa evaluación, "desde 2010 estas industrias (intensivas en el uso de hidrocarburos no convencionales) han implicado el 62 por ciento del crecimiento en áreas metropolitanas del empleo industrial y casi 6 por ciento del total de puestos de trabajo recuperados en estas áreas desde el inicio de la recesión".

"Costos más bajos hará que los productos manufacturados en Estados Unidos sean más atractivos para el mercado interno y compradores extranjeros y debería mejorar la balanza comercial, disminuyendo importaciones y aumentando exportaciones", se indicó.

¿Podrá la explotación de hidrocarburos no convencionales en la Argentina alcanzar la escala que registra en Estados Unidos? ¿Habrá entonces políticas específicas para que esa fuente de energía más barata y abundante tenga un impacto en el sector industrial? ¿Habrá empresarios de ese sector dispuestos a invertir más en función de esta fuente de energía? Se trata de incógnitas que seguramente comenzarán a develarse en los próximos años.



Otras noticias destacadas