YPF

Energía YPF

13.12.2013  | INFOBAE | Daniel Sticco

Vaca Muerta: cómo se ejecuta el plan para la extracción de petróleo en forma no convencional

En Loma Campana se pusieron en marcha los trabajos para la obtención del hidrocarburo. Infobae recorrió el yacimiento y observó el campamento en el que trabajan los científicos. Cuánto cuesta poner en actividad un pozo

Foto: Gentileza NatGeo.

Enviado especial a Loma Campana, Neuquén. "El innovador método factoría Galuccio (CEO de YPF) permite operar con dos perforadores y hacer seis pozos en una misma locación, en una distancia norte-sur de 90 metros, con el consiguiente ahorro de tiempos", explicó el supervisor de factura, Hugo Guiñez, a un pequeño grupo de periodistas, en el que se encontraba Infobae, en el propio centro de operaciones, a unos 140 km de la capital neuquina, a pleno rayo de sol, con más de 40 grados centígrados.

Desde que se inicia el trabajo de fracking, fractura del suelo (con la inyección de miles de metros cúbicos de agua que provienen del Río Neuquén -aunque toda se recicla en el proceso-, arena dura, proveniente de la Argentina, pero también se están probando la de Brasil y China, para detectar la mayor dureza, y productos químicos) en forma vertical y horizontal, hasta llegar a 3.100 metros, para el final del proceso generar, por presión canales que posibilitan que los recursos se hagan espacio entre las rocas y migren hacia la superficie, pasan 10 días.

Así surge del Plan Piloto que YPF puso en ejecución desde la firma del acuerdo de trabajo junto con Chevron, a fines de agosto, con un aporte en partes iguales de u$s.1240 millones. Los primeros u$s300 millones de la firma extranjera fueron para equipar las inversiones y trabajos de estudios de factibilidad que venía haciendo la petrolera estatal y los u$s940 millones comenzaron a ingresar en cuotas estimadas en torno a u$s100 millones en el curso de 30 días.

De ahí surge que actualmente poner en actividad un pozo de extracción de petróleo en forma no convencional, a una profundidad que supera en más de cuatro veces a la media que se registra en los EEUU, demanda entre 7 y 8 millones de dólares.

Próxima etapa

"Se trabaja con extrema seguridad, tanto desde el punto de vista físico de las 70 personas que dedican doce horas diarias a una tarea de ingeniería y arquitectura para lograr los objetivos, como en materia ambiental: queremos volver sanitos todos a casa", dijo Guiñez, preocupado por campañas infundadas que alertan sobre daños a la naturaleza.

"Se sabe que hay petróleo, pero no cuánto y por cuánto tiempo, según el ritmo de extracción. Por eso este plan piloto, que tiene por objetivo tener en actividad 130 pozos en un área de 20 km2, sobre una superficie del megayacimiento de 30.000 km2, de los cuales 12.000 son propiedad de YPF, es no sólo dar luz sobre la real magnitud de este reservorio de petróleo y gas, sino también, determinar los sistemas más eficientes de perforación y combinación óptima de agua, tipo de arena y bactericidas", explicaron técnicos atentos a computadoras que indican segundo a segundo el ritmo de avance de la fractura, presión de agua, inyección de arena, químicos, etc

Todo está montado en trailers que contienen las piletas de agua, otros las de arena, y sistemas de oficinas de monitoreo y control en contenedores transformados en refrigeradas oficinas con la última tecnología y saludable clima de trabajo, en la que la mayoría son jóvenes expertos neuquinos y rionegrinos, junto a científicos mexicanos y canadienses. Una vez completada la tarea, todo el equipo se moviliza hacia otra zona de trabajo, la cual se reconstruye en 24 horas y vuelve a lanzarse al objetivo de poner en actividad en los nueve días restantes entre 4 y 6 pozos de petróleo.

Resalta con singular paciencia Guiñez, en un mediodía en medio del desierto con más de 40 grados a la sombra y no se sabía cuántos al sol sobre el propio centro de operaciones, que "la diferencia entre la extracción convencional y la no convencional, radica en la cantidad de arena que se usa, en una proporción de 300 en el primer caso y 5.000 en el segundo, como en la profundidad de los pozos. El petróleo está, porque la tierra lo generó, lo que se está cambiando es el método de extracción para hacerlo más seguro para generar energía hidrocarburífera.

Proyección a futuro

Luego de los resultados del plan piloto, previsto para marzo 2014, el mega plan es avanzar hacia la explotación plena de Loma Campana, en una superficie de 290 km2, con la puesta en actividad de 1.500 pozos, con una inversión de u$s16.000 millones, distribuidos en partes iguales por YPF y Chevrón.

A partir de ahí, y superadas las restricciones de incertidumbre que predominan en el ámbito político y económico, la meta es avanzar hacia el resto de la explotación de las 30.000 km2 que abarcar el yacimiento hidrocarburífero de Vaca Muerta.

En YPF estiman que con la producción del equivalente a dos acuerdos con Chevron se podrá equiparar el actual nivel de extracción de toda la provincia de Neuquén y con cinco alcanzar el autoabastecimiento energético. Es decir, poniendo en valor menos del 5% del potencial de este reservorio la Argentina podría prescindir de las importaciones de hidrocarburos.

Ir a la nota publicada

Otras noticias destacadas