YPF

Energía YPF

16.03.2014   | INFO NEWS

La experiencia del "esquisto" en EE UU y las potencialidades de Vaca Muerta

El presidente norteamericano auguró la recuperación de su abastecimiento en base a esos recursos. Un informe de la EIA ubicó a la Argentina a la cabeza de los principales países con reservas de shale gas y shale oil técnicamente recuperables.

​En un reciente discurso, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama anunció que su país se encamina hacia el autobastecimiento energético. La conquista de ese objetivo vendría de la mano de los recursos no convencionales que ese país logró desarrollar en los últimos 20 años luego de la pérdida de su soberanía a principios de la década del '70 cuando había alcanzado su pico de producción petrolera y gasífera. Gran parte de su belicosa política internacional estuvo determinada, precisamente, por su obstinada voluntad de controlar los recursos energéticos internacionales, su precio y su propio abastecimiento. En su discurso, el presidente Obama señaló que "tenemos más petróleo producido en el país que lo que compramos del resto del mundo, es la primera vez que sucede eso en casi 20 años. Por primera vez en más de una década, los líderes empresariales de todo el mundo han declarado que China ya no es el lugar número uno del mundo para invertir. Estados Unidos lo es”. El "milagro" norteamericano se basa en la explotación de los recursos no convencionales denominados "hidrocarburos de esquisto" que, según los más optimistas, les permitirían conquistar ese autoabastecimiento en la próxima década. La Agencia Internacional de la Energía estimó a finales de 2012 que el país se convertirá en 2017 en el principal productor de petróleo a nivel mundial, superando a Arabia Saudita.

Con todo, los expertos más cautos sí dan por descontado que a partir del desarrollo energético en materia de recursos convencionales y no convencionales tanto en los Estados Unidos como en sus vecinos Canadá y México sí garantizarían, en un lapso breve, el autobastecimiento a nivel subcontinental lo que determinaría una disminución de las "necesidades" de injerencia norteamericana en Medio Oriente (no así en Venezuela) por un lado, y un aumento de la productividad de la industria norteamericana a partir de un fuerte descenso de los costos de producción. De este modo, la ofensiva norteamericana a nivel mundial podría cobrar mayor intensidad en el terreno comercial (con fuerte impacto en el mercado de América Latina) y disminuir en el terreno bélico.

A la luz de los resultados, y más allá de la conquista o no del mentado autoabastecimiento norteamericano, tanto para los voceros gubernamentales como para los referentes del sector privado la experiencia norteamericana en recursos no convencionales se ha revelado como una iniciativa acertada que, además, merecería ser generalizada. Algunas voces especializadas, sin embargo alertan sobre el incremento en los costos de producción que implican estas iniciativas que, incluso, podrían todavía no ser rentables a los actuales valores internacionales.

El reciente acuerdo final con Repsol por el pago del 51% de las acciones, el directorio de YPF estará abocado precisamente a la búsqueda de nuevos socios para explotar el 30% de los yacimientos de Vaca Muerta que están bajo su dominio.

A mediados del año 2013 la Energy Information Administration (EIA) actualizó su informe sobre la disponibilidad mundial de recursos no convencionales técnicamente recuperables. El estudio dio como resultado un incremento general en las disponibilidad de hidrocarburos del 11% para el petróleo (donde los no convencionales pasarían a ser un 10% del total y un incremento del 47% del gas natural (donde el shale gas pasaría a representar un 32% del total). En el caso de los Estados Unidos el incremento llegaría a un 36% en petróleo y un 38% en gas. El mismo documento reveló que la Argentina, a partir del yacimiento de Vaca Muerta dispone de reservas totales de no convencionales que lo ubican en un lugar de liderazgo. En concreto, el informe identifica 802 millones de pies cúbicos de shale gas técnicamente recuperables que colocan al país en el segundo lugar a nivel internacional (después de China) y de 345 mil millones de barriles de shale oil que lo posicionan en el cuarto lugar a nivel mundial. Es por eso que Tim Probert, asesor del CEO de Halliburton la prestigiosa compañía de servicios petroleros, señalara a la Argentina como "primera en la lista de candidatos a suceder a Estados Unidos y Canadá".

Luego del reciente acuerdo final con Repsol por el pago del 51% de las acciones, el directorio de YPF estará abocado precisamente a la búsqueda de nuevos socios para explotar el 30% de los yacimientos de Vaca Muerta que están bajo su dominio. Allí los principales candidatos a sumarse a los aportes ya realizados por Chevron (el martes anunció que en 2014 perforará 140 pozos con 17 maquinas), son la mexicana Pemex con quién ya hay acuerdos muy avanzados que incluyen participación de YPF en México, Panamerican Energy con quién ya hay firmado un memorándum de entendimiento desde 2012. También hay negociaciones muy avanzadas con la estatal Petroecuador, Dow Chemical, la malaya Petronas e incluso, entre otras, Southwestern Energy la norteamericana que ya tiene experiencia probada en la extracción de shale gas en su país. Además, en el terreno ya están operando la estatal neuquina GYP aliada con la alemana Wintershall, Petrobras con la uruguaya Ancap, Shell y la estadounidense EOG Resources.

Ir a la nota publicada

Otras noticias destacadas