YPF

Energía YPF

26.08.2015   

Vaca Muerta tiene un importante valor agregado

La puesta en explotación de esta zona implica abastecer a la industria petroquímica local de los insumos necesarios para su producción.

​​

El desarrollo de Vaca Muerta va de la mano de la realización de inversiones de magnitud.

La energía es una política de Estado. Así lo entendió el Gobierno argentino cuando decidió la exploración y explotación de Vaca Muerta. Este yacimiento no convencional de hidrocarburos posiciona a nuestro país en el tercer lugar en el mundo en reservas shale. La puesta en explotación de Vaca Muerta implica revertir las importaciones de hidrocarburos que hoy se realizan y, lo que es más importante, abastecer a la industria petroquímica local de los insumos necesarios para su producción, el aumento de ésta, y el aumento de los saldos exportables de productos petroquímicos, utilizados en la fabricación del 90% de los bienes industriales del mundo.

Vaca Muerta permitirá abastecer este mercado a precios menores que los insumos importados, y apoyar el necesario crecimiento de la producción petroquímica. El también cierto que el costo de extracción de los productos shale son superiores a los de tratamiento tradicional, por lo cual, solo el agregado de valor a al producto hace rentable la operación.

El desarrollo de Vaca Muerta va de la mano de la realización de inversiones de magnitud en transporte, (nuevos gasoductos, renovación de ramales ferroviarios, entre otros), ampliación de puertos para exportación, ampliación de las plantas separadoras de gases, destilerías y de las plantas petroquímicas. De hecho, ya se notan los primeros movimientos locales con la llegada de insumos para los pozos de extracción del shale, por el puerto local, por lo que no se puede demorar el resto de las inversiones para responder en tiempo a las demandas industriales de los yacimientos.

¿Una idea de la magnitud? En Estados Unidos la industria del shale genera ingresos superiores a los 30.000 millones de dólares anuales, y si tenemos en cuenta que las reservas argentinas son solo inferiores en un 11% a las mensuradas en el país del norte, podemos aspirar a beneficios equivalentes.

​​

El objetivo es que el Estado continúe con esta política energética y las empresas asuman el desafío de invertir para crecer en capacidad de producción, con soluciones sustentables, haciendo que el producto de Vaca Muerta genere un crecimiento económico y social acorde a sus dimensiones.

Nuestra región es un partícipe necesario en este proceso ya que cuenta con todos los actores que requiere el proceso. Contamos con el puerto de aguas profundas más grande del país, las empresas separadoras de los componentes del gas, generación térmica de energía, destilerías de petróleo y, lo que es más importante, el polo petroquímico de mayor producción en el territorio.

Realmente Vaca Muerta es una oportunidad. Saberla aprovechar es responsabilidad de todos.

Primeros resultados del acuerdo de YPF con Dow

Las autoridades de Dow e YPF, Jim Fitterling, vicepresidente Global y líder de Operaciones de Negocios de Dow, y Miguel Galuccio, presidente de YPF, visitaron la prueba piloto conjunta que hicieron en El Orejano, que forma parte de Vaca Muerta (Neuquén). Allí, con 16 pozos, la producción ya alcanza los 750.000 metros cúbicos de gas. Las compañías trabajan para tener 23 pozos productivos para finales de este año. Números como estos permiten acelerar la disponibilidad de gas natural en la Argentina y, también, nos animan a pensar en la futura recuperación de la suficiencia energética del país", expresó Dow, también socia de YPF en Mega, donde comparten propiedad con la brasileña Petrobras.​

Otras noticias destacadas