YPF

Energía YPF

15.11.2014  | Diario Río Negro 

Ingenio argentino para Vaca Muerta

EXPERTOS DE LA UBA CREARON UN NUEVO AGENTE SOSTEN QUE PERMITIRÁ APROVECHAR MEJOR LAS FRACTURAS

​​​

La ​arena parece un insumo extemporáneo para la industria petrolera. Sin embargo, a partir de la explotación shale, se convirtió en una herramienta clave para sacar el petróleo y el gas de Vaca Muerta. Lo que a primera vista parece un recurso al alcance de la mano, en realidad termina siendo un dolor de cabeza: se necesita un granulado específico que soporte altísimas presiones y que aporte a la conductividad. Por estos días, aunque parezca curioso, la mayor parte de ese elemento vital para el fracking se importa de otros países, como China, Estados Unidos o Brasil.

Si bien YPF trabaja en el desarrollo de una cantera de arena en Chubut, la esperanza no está puesta en la naturaleza sino en el ingenio humano: a pedido del CEO, Miguel Galuccio, expertos de la UBA crearon un polímero que podría convertirse en el nuevo agente sostén de la compañía. Si bien su fórmula se mantiene en secreto y está en proceso de patentamiento, el directivo adelantó que tiene una densidad igual a la del agua, con la intención de aprovechar hasta el último milímetro de la fractura dentro de la roca.

"No hay muchos países en el mundo que fabriquen este tipo de cosas, por lo cual no sólo podremos sustituir importaciones sino que, además, podremos exportar este producto", afirmó Gustavo Bianchi, director general de Y-TEC, al portal Noticias Exactas de la UBA. Bianchi es la cabeza de la compañía mixta que integran YPF y el Conicet y que busca apuntalar el desarrollo tecnológico de la firma.

​​​​​​​​

​"Cuanto más adentro se mete el propante –en este caso la arena artificial–, más abierta queda la fractura y, por lo tanto, menos energía se pierde", explicó. "Dado que se gasta mucha energía para abrir la fractura, todo lo que ésta vuelva a cerrarse es energía perdida", aclaró y completó: "Se necesitan propantes que tengan densidades semejantes a la del agua y eso es lo que estamos desarrollando con el grupo de investigación de la Facultad de Exactas".

Esta densidad, que le permitirá aprovechar al máximo el alcance de la fractura, no es la única propiedad de este polímero. También está especialmente diseñado para soportar la altísima presión que naturalmente tiene la roca madre en Neuquén. También debe resistir a los componentes ácidos que se inyectan en el subsuelo a modo de solventes.

"Fabricamos un polímero sintético cuya densidad es cercana a la del agua y cuyas otras propiedades lo hacen apto para ser utilizado como agente de sostén", anunció por su parte Norma D' Accorso, investigadora del Conicet en el Departamento de Química Orgánica de Exactas de la UBA.

​​

Otras noticias destacadas