YPF, donde otros no llegan

Módulos de abastecimiento social
10.08.2012 17:00hs.

YPF lanzó un novedoso proyecto que tiene como objetivo proveer combustible de forma sustentable a localidades que no cuentan con una fuente de abastecimiento cercana. Se trata de una idea innovadora y que por primera vez YPF encarará en el país bajo su nueva conducción. Este nuevo programa de integración e incentivo que YPF está poniendo en marcha, acentúa la filosofía de la compañía: estar donde otros no llegan. Los Módulos de Abastecimiento Social (MAS), orientados al mercado automotor liviano, son puestos de expendio de combustible, diseñados y desarrollados íntegramente en nuestro país y que estarán ubicados en las zonas más recónditas y profundas del país. Tomando como referencia los últimos datos del censo nacional, en el país existen 2.764 localidades con menos de 5 mil habitantes cada una. Se realizó un profundo estudio, en el que equipos de YPF recorrieron 70 mil kilómetros, y se seleccionaron 15 localidades que hoy no cuentan con una alternativa cercana de abastecimiento. Entre ellas: Iruya, Santa Victoria y Rivadavia, de la provincia de Salta; Comandancia Frías y Charaday, provincia de Chaco; Colonia Carlos Pellegrini y Chavarría, provincia de Corrientes; Astica, provincia de San Juan; Las Canalejas, provincia de Mendoza; El Huecú, Bajada del Agrio y Las Coloradas, provincia de Neuquén; Mencue, provincia de Río Negro; y Gualjania y Cushamen Centro, provincia de Chubut. En línea con una de las principales premisas de la actual gestión de la compañía, el diseño está pensado en función de la seguridad y el medio ambiente. Los módulos se proveerán de energías alternativas, como la solar, y contarán con un tanque compartimentado de 40 metros cúbicos contenido dentro del módulo. Cada unidad cuenta con una oficina, un depósito y un baño, apto para discapacitados. Además, están equipadas con portones corredizos que permiten cerrar herméticamente el módulo mientras no está operativo. El plazo previsto para el desarrollo e implementación de los 15 módulos que integran esta primera etapa del programa es de 18 meses. El concepto modular permite reducir al mínimo la inversión en obra civil y da flexibilidad a su implementación, adaptable a diversas condiciones geográficas y ambientales. En el futuro, si el crecimiento de la demanda de la localidad lo requiere, el módulo podría ampliarse con la adición de un surtidor.