Nuevas Fronteras Exploratorias

Relanzamos la exploración en el país
23.08.2012 20:00hs.

“YPF vuelve a explorar como en los viejos tiempos, estamos volviendo a un nivel histórico de actividad de pozos. Con la exploración de alto riesgo, YPF está subiendo la apuesta”, dijo Miguel Galuccio al presentar los resultados del Plan Exploratorio Argentina. Este programa revela un nuevo mapa de oportunidades para ampliar las fronteras hidrocarburíferas en nuestro país y que comenzará a ponerse en marcha en el corto plazo con acciones concretas en provincias que eran consideradas “no petroleras”. Se perforarán 25 pozos de estudio (considerados exploración de frontera), con objetivos convencionales y no convencionales y se realizarán estudios de sísmica 2D y 3D. El acto contó con la presencia del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, y varios integrantes del gabinete nacional. Asistieron también gobernadores y representantes de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Formosa, Chaco, Santa Cruz, San Juan, Córdoba, Santa Fe, La Rioja, Salta, Tucumán y Misiones; así como autoridades de las universidades e instituciones técnicas y académicas que trabajaron en el desarrollo del plan. El Plan Exploratorio Argentina consistió en revisar de manera integral todas las cuencas sedimentarias y el estudio del potencial de recursos de petróleo y gas del país, lo que permitió trazar un mapa de oportunidades para la búsqueda de hidrocarburos en distintas provincias. A partir de la información obtenida, se pondrá en marcha un intenso período exploratorio de corto y mediano plazo, con eje prioritario en la exploración de frontera, lo que pone de manifiesto el sentido nacional que impulsa YPF. En la mayoría de las cuencas analizadas se lograron identificar áreas de interés prospectivo con diversas oportunidades que impulsarán la exploración en todo el territorio argentino, con el objetivo de incrementar las reservas hidrocarburíferas y aumentar el factor de reposición anual. Las cuencas donde se detectaron oportunidades de exploración son: La Chacoparaná, que alcanza a las provincias de Misiones, Entre Ríos, Chaco, Santiago del Estero, Santa Fe, Corrientes, Córdoba y Formosa. El objetivo exploratorio en esta cuenca es comprobar existencia de un Sistema Petrolero Paleozoico para recursos no convencionales y eventuales convencionales. La Paleozoica y Cretácica (NOA), presente en las provincias de Salta, Jujuy, Formosa y Tucumán, donde los objetivos son: extender la exploración del gas profundo en la formación Huamampampa, evaluar entrampamientos combinados sobre el borde de la cuenca Cretácica y comprobar la eficiencia del Sistema Petrolero Yacoraite en la subcuenca de Tres Cruces y en la cuenca de Tucumán. Para la región geológica Bolsones Intermontanos, específicamente en la Cuenca del Bermejo, en las provincias de La Rioja y San Juan, el objetivo exploratorio definido es comprobar la existencia del Sistema Petrolero Paleozoico-Paleozoico (gas y petróleo), con la perforación de un pozo de estudio durante el último trimestre de este año. En la subcuenca Triásica Los Tordillos, en Mendoza, con la perforación de 2 pozos exploratorios en el último trimestre de este año, se pretende evaluar la eficiencia del Sistema Petrolero Potrerillos-Potrerillos, para recursos convencionales y eventuales no convencionales. Su validación podrá ser extrapolada a otras subcuencas aún no productivas. Para la cuenca de Claromecó, en Buenos Aires, la meta es comprobar la existencia de un Sistema Petrolero Precámbrico-Paleozoico para recursos convencionales y no convencionales. En Cañadón Asfalto-Somoncura, cuenca que se extiende en las provincias de Chubut y Río Negro, se buscará comprobar la eficiencia y extensión del Sistema Petrolero Cañadón Asfalto para recursos convencionales y eventuales no convencionales. En la cuenca del Golfo San Jorge, en las provincias de Santa Cruz y Chubut, el objetivo es comprobar la eficiencia y extensión de un nuevo play con objetivos no convencionales (gas y petróleo). En esta cuenca se prevé, para el transcurso de 2012, completar la perforación de cinco pozos exploratorios. Durante la presentación, Galuccio destacó que YPF vuelve a incursionar en la exploración de alto riesgo y adelantó que “durante los próximos cinco años se realizarán 25 pozos de estudio y sísmica 2D y 3D”. Dijo, también, que “para la concreción de los nuevos objetivos del plan de exploración es de vital importancia el acompañamiento de las provincias”. Desde la puesta en marcha del plan, YPF revisó información y validó la posición geográfica de 15.715 pozos en todo el país. Del trabajo con las provincias se recolectaron y ordenaron 56.900 informes técnicos; se actualizó el formato digital de unas 180.000 cintas magnéticas con información sísmica y se obtuvo información gravimétrica y de análisis geoquímicos. Además, se estableció contacto con ANCAP (Uruguay) para la adquisición de información de subsuelo (pozos y sísmica). Para la revisión técnica de cada cuenca, la compañía conformó un equipo multidisciplinario (cuyo trabajo insumió más de 32.000 horas) y se establecieron convenios con más de 20 universidades e institutos tecnológicos de todo el país, organismos públicos provinciales y nacionales, la Secretaría de Energía de la Nación y el IAPG. El trabajo de análisis e interpretación de datos se dividió en dos módulos, uno geológico y otro sísmico. Para el primero, se revisaron y reinterpretaron las columnas estratigráficas mediante nuevas dataciones, estudios bioestratigráficos, petrofísicos, petrológicos y geoquímicos. Se analizó cada uno de los elementos y procesos que intervienen en un Sistema Petrolero, lo que permitió la estimación del riesgo exploratorio y los potenciales volúmenes “in places” involucrados. Para el modulo sísmico, se reprocesaron más de 7.000 kilómetros de información y se interpretaron unos 130.000 kilómetros de sísmica 2D, que permitieron contar con mapas estructurales de las principales unidades que conforman cada una de las cuencas estudiadas.