Un cambio de paradigma energético

Galuccio adelantó el Plan Estratégico de YPF
05.06.2012 20:00hs.

El flamante Presidente y CEO de YPF, Miguel Galuccio, participó en un acto por los “90 años de YPF y su futuro”, junto a la Presidenta de la Nación, la doctora Cristina Fernández de Kirchner, en donde presentó su visión sobre el Plan Estratégico de la compañía. Galuccio y la Presidenta fueron los únicos oradores del encuentro realizado en el hotel Sheraton, que contó con más de 800 invitados, entre ellos gobernadores, ministros nacionales y provinciales, embajadores, legisladores, empresarios y directivos de la empresa. A un mes de gestión, Galuccio habló sobre la visión estratégica de YPF, que apunta “a cambiar el paradigma energético y pasar de un país que depende hoy de las importaciones para crecer, a un país que es capaz de explotar sus recursos hidrocarburíferos, abundante en energía primaria, y líder en el rejuvenecimiento de yacimientos maduros y en la explotación de recursos no convencionales”. “Pero antes de correr, debemos caminar. Y nuestra necesidad inmediata es detener el declino de la producción. Para crear una nueva plataforma de crecimiento”, afirmó. Por eso, en esta primera etapa, se va a desarrollar una estrategia de alto impacto, apuntando a revertir la caída de producción y recuperar la credibilidad en el mercado nacional e internacional. Respecto a la situación actual de la compañía, el ingeniero Galuccio señaló: “Es evidente la falta de sintonía en los últimos años entre el crecimiento del producto bruto del país, que promedió casi el 8 por ciento, y la caída de la producción de petróleo y gas, de alrededor del 6 por ciento anual. Eso obligó a incrementar las importaciones que le costaron al país 10 mil millones de dólares el año pasado”. Explicó, asimismo, que esa situación llevó a que YPF perdiera protagonismo en la producción de energía en los últimos 10 años. “Es que Repsol YPF fue responsable del 80 por ciento de la caída de la producción de petróleo y del 100 por ciento de la del gas del país”, dijo. Galuccio adelantó en su exposición que la compañía –dentro del plan de alto impacto- perforará el próximo año más de 1000 pozos, cifra que no se alcanzaba desde 1996, y para poner en marcha dicho plan se incrementará la perforación, alcanzando una tasa de aproximadamente 70 equipos operativos. “Vamos a cambiar el futuro, con la construcción de un nuevo paradigma, a través del desarrollo masivo de energía no convencional, lideraremos la explotación de los recursos no convencionales con un modelo de factoría, que nos permitirá expandirnos mundialmente”, aseguró Galuccio. “Con la explotación de un área estimada en apenas el 15 por ciento de la extensión del reservorio Vaca Muerta se podría solucionar el problema del déficit que tiene nuestro país”, enfatizó. Para ello, necesitamos reinvertir en una primera etapa las utilidades de la compañía y atraer inversores nacionales e internacionales. Y, ponernos a la vanguardia en el uso de la tecnología aplicada al petróleo y gas no convencional. Posteriormente, Galuccio pasó a detallar lo que puede definirse como el nuevo ADN de YPF. “Vamos a hacer una empresa de energía con sentido nacional, profesional, integrada, competitiva, global, que genere valor para sus accionistas, comprometida con la seguridad y el cuidado del medio ambiente”, enfatizó. Por otro lado, Galuccio se mostró optimista por el alto compromiso detectado durante este mes entre los empleados de la compañía. “Estoy seguro que todos los proyectos que estamos planificando los podremos llevar adelante por las ganas y el empuje de los miles de empleados que se han mostrado muy entusiasmados con esta nueva etapa que empezamos a construir”, indicó. Galuccio señaló que eligió un equipo de management en base a su profesionalismo, experiencia y fuerte compromiso para transformar a YPF en una compañía con sentido nacional que se destaque por su competitividad y generación de valor. “Es importante que seamos realistas, aclaró. Si bien me gustaría, duplicar la producción de gas y combustible de la noche a la mañana, no soy mago. Esta es una industria en la cual cada barril de producción incremental requiere de inversión, tecnología y ante todo, mucho trabajo”.