YPF

Energía YPF

Recursos
Convencionales

En YPF nos proponemos lograr la revitalización de nuestros yacimientos maduros a través de una mayor inversión, incorporación de nuevas tecnologías y mejoras en los sistemas de gestión. Esta estrategia contempla aumentar la inversión en recuperación secundaria y terciaria.

La recuperación secundaria es la técnica utilizada para la explotación de yacimientos agotados o de baja presión. Este método consiste en generar un aumento de presión a través de la inyección de agua, lo que permite extraer un mayor porcentaje de los recursos alojados en el reservorio. Esta técnica representa alrededor del 40% de la producción de petróleo anual de YPF. El paso siguiente es la recuperación terciaria, para la cual se agregan aditivos que permiten aumentar o mantener el rendimiento.

Somos la principal productora de petróleo y la segunda de gas de la Argentina, con una producción de 11.6 millones de metros cúbicos de petróleo y 10.300 millones de metros cúbicos de gas al año provenientes de yacimientos convencionales. Nuestras operaciones se desarrollan en todas las cuencas productivas de la Argentina (Cuencas: Neuquina, del Golfo San Jorge, Cuyana, Austral y Noroeste).

Recursos convencionales

Rejuvenecimiento de yacimientos

  • La recuperación primaria es la fluencia natural del petróleo o del gas desde el seno del yacimiento a la superficie por la diferencia de las presiones. La circulación del fluido puede ser natural (pozo surgente) o por bombeo.

    Este tipo de recuperación debe despresurizar al yacimiento sin caer por debajo de una presión limite llamada punto de burbuja (Pb). El Pb es una propiedad de cada crudo y es la presión a la cual se comienza a liberar gas (burbujas al comienzo) y se forma una capa de gas por encima de la de petróleo.

  • La recuperación secundaria consiste en perforar pozos inyectores de agua o convertir pozos productores en inyectores para inyectar agua y “barrer” al petróleo que quedo atrapado en los intersticios de la roca después de la fase primaria. Se levanta la presión del reservorio y se moviliza petróleo hacia los productores.

    Con el avance de la inyección de agua la fracción acumulada en los pozos productores (el corte de agua) sube y llega en años a alcanzar un límite económico, típicamente alrededor del 98%. La recuperación secundaria produce un orden de magnitud similar a la primaria. El agua deja una fracción importante de petróleo al que no puede desplazar de los poros. Esta atrapado por fuerzas capilares.

  • La recuperación terciaria en general intenta reducir la tensión interfacial entre el agua y el petróleo y así liberar al petróleo atrapado. Se usan surfactantes (o solventes que generan miscibilidad o una pseudomiscibilidad que desplaza totalmente al petróleo que dejo la recuperación secundaria.

    En otros casos se usan viscosificantes (polímeros) para reducir la movilidad del agua y evitar que se filtre dentro del petróleo al que intenta desplazar. En otros casos, cuando el petróleo tiene alta viscosidad, se inyecta vapor de agua para que condense sobre el petróleo y genere una capa de mucho más baja viscosidad que fluye hacia los productores por gravedad.

Volver Arriba